Un entorno singular para el éxito hotelero

Mimetizarse con el entorno es fundamental para un hotel. Un ejemplo que exprime al máximo su paisaje y aprovecha una circunstancia extraordinaria es el Hostal Miralmundo en Ayna, municipio conocido como ‘La Suiza manchega’. El pueblo fue escenario protagonista en la joya fílmica del director José Luis Cuerda, ‘Amanece que no es poco’ en 1989.

Sus propietarios hace 26 años fueron extras en la película y a partir de aquí decidieron rendir homenaje a un acontecimiento que sirvió para impulsar el turismo en la zona. Es un reflejo de cómo aprovechar una oportunidad y convertirla en negocio rentable.

Antonio Resines, Luis Ciges, Saza, Manuel Alexandre, Enrique San Francisco, Chus Lampreabe, Pastora Vega compartieron risas, rodaje y horas de descanso con los habitantes de Ayna, Liétor y Molinillos, pueblos de la Sierra de Albacete elegidos por Cuerda para grabar sus escenas más icónicas.

Cartel de la película rodada en algunos pueblos de la Sierra de Albacete.

Cartel de la película rodada en algunos pueblos de la Sierra de Albacete.

Antonio Resines y Luis Ciges.

Antonio Resines y Luis Ciges en una escena inicial de la película.

Sidecar de 'Amanece que no es poco'.

El famoso sidecar donde Ciges y Resines llegan al pueblo.

Escena de 'Amanece que no es poco'.

Escena donde aparece ‘el niño deprimío’, el actual propietario del hostal Miralmundo.

Claqueta del film de José Luis Cuerda.

Claqueta del film de José Luis Cuerda.

Cuando el film cumplió 20 años se lanza la ruta de los escenarios de Amanece que no es poco. Esto coincide con que el hostal de dos estrellas es heredado por los hermanos Carolina y Juan Ángel Martínez que impulsan un cambio hacia la modernización del establecimiento sin perderle la cara a la esencia del paisaje y su propuesta de valor. Y así nace Miralmundo.

Hostal Miralmundo

Imágenes de la película de José Luis Cuerda en la zonas comunes.

José Luis Cuerda.

José Luis Cuerda en el sidecar de la película en Ayna.

Todo está pensado para agradar al fan más exigente de la película con door hangers dedicadas a ella, mapas y publicaciones que explican los rincones que el cinéfilo puede identificar con facilidad, imágenes que adornan las zonas comunes del hotel y constantes guiños a la película.

Door Hanger del hostal Miralmundo.

Door Hanger del hostal Miralmundo.

Las door hanger se distinguen por su sentido del humor. La que indica que la habitación puede ser aseada muestra el famoso sidecar donde Teodoro y su padre, interpretados por Antonio Resines y Luis Ciges, llegan a Ayna; la cartulina que cuenta que el dormitorio está ocupado es una imagen del alcalde y su novia (Rafael Alonso y Fedra Lorente) en la cama. Sobran las palabras.

Si tienes un hotel en una zona singular y que, por ello, pueda ofrecer un alojamiento diferente e impactante aprovéchalo y conviértelo en parte de tu storytelling. A partir de ahí, que todo gire en torno a esa propuesta de valor. Es una apuesta casi segura porque aportas una experiencia única al visitante.

Y si quieres que tu hotel sea set de rodaje no dejes de visitar este post donde detalladamente te explico qué es lo que debes hacer para conseguirlo. Porque tu hotel puede estar en los próximos Premios Goya.

Trackbacks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>