Las hote-listas: para no salir de la ducha

La estructura básica del buen hotel se simplifica en las tres ‘D’ = Dormir + Ducha + Desayuno. El diseño es una herramienta perfecta para conquistar los ojos y el resto de los sentidos del cliente. Con esta suma: diseño + ducha podemos contar nuestra propuesta de valor e incluso el storytelling de nuestro establecimiento y acotar el target.

  • Areias do Seixo (Santa Cruz · Portugal)

La ducha es un elemento de bienestar, la equivalencia del relax y el sosiego. Hemos de aprovechar este espacio de nuestro hotel para expresar calma. Con pequeños detalles, al margen de la composición básica de la ducha, podemos llegar al corazón del cliente.

En esta fotogalería te enseño algunas maravillas que he encontrado en zonas privadas y comunes. Nos fijamos en el hotel Azúcar de Veracruz que sabe conjugar el blanco como elemento diferenciador y con el simple toque del cubo metálico eleva el estilo a un plano artesanal y simple, lejos de florituras y barroquismos.

Duchas de los hoteles Azúcar, Areias do Seixo y San Giorgio.

Duchas de los hoteles Azúcar, Areias do Seixo y San Giorgio.

La idea de acompañar la ducha común del hotel Areias do Seixo con cañizo, fruta y piedra y elementos terrosos le da el toque final a una ducha que parece emanar de un manantial cercano. La naturaleza es una buena aliada si quieres conseguir olvidarte de la contaminación y la rutina urbana.

Otro caso es el San Giorgio Hotel en Mykonos. Su declaración de intenciones, que ya viene expresada en su web es el nuevo lujo concebido más allá de la ostentación sin sentido.

El hotel defiende la calidez como atmósfera necesaria para sentirse único. Y así lo extiende incluso en las duchas de la zona cercana a la playa, donde las podía haber dejado más descuidadas pero ha sabido integrar el storytelling del local. Nada es azaroso. Todo está pensado al mínimo detalle y el cliente se da cuenta que está alojado en un ambiente cuidado al milímetro.

Tienes todas las hote-listas si pinchas aquí.

Comentarios

  1. dice

    Qué ideas tan originales para algo tan cotidiano como la ducha. Es cierto que en la variedad está el gusto, y en la originalidad también, aunque no siempre.
    Recuerdo un hotel en Colombia donde el agua de la ducha procedía directamente del tejado, sin filtración alguna, así que en muchas ocasiones la ducha venía acompañada de todo tipo de insectos y otras “impurezas en el agua”. Como aventura estuvo muy bien, pero no es lo ideal.

    • Virginia Contreras dice

      Muchas gracias por tu comentario. Muy ilustrativa la descripción. Hay que buscar funcionalidad y confort, sin duda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>