Estancias sin efectivo

En unos pocos años sacar la cartera y abonar una estancia será un anacronismo similar a la imagen de un periodista redactando con máquina de escribir en nuestros días.

Ya hay casi más móviles que habitantes en el mundo. La UIT, organismo de las Naciones Unidas centrado en tecnologías de la información, cerraba 2015 con más de 7.000 millones de aparatos. A día de hoy la población mundial ronda los 7.500 millones de personas, así que el dispositivo más universal del momento se perfila como el sustituto indiscutible de la calderilla.

El cashless deja paso al pago con móvil, tendencia con previsión de mantenerse al menos hasta 2030. Entonces, la identificación corporal tomará el testigo, pero hasta ese instante los hoteles tienen 15 años para incorporar una tecnología que, entre otras razones, fomenta el engagement de Millenials y Generación Z.

Este aclamado target joven gasta su dinero en empresas que generan riqueza no sólo para sí mismas sino para la sociedad. El registro de transacciones económicas amortigua el crecimiento de la economía sumergida, de la financiación del terrorismo, los paraísos fiscales y la falta de control del recaudador público; contribuye, por tanto, a mejorar la imagen del destino turístico. Según la completa encuesta Deloitte, los Millenials eligen empresas sostenibles y con responsabilidad social para trabajar e invertir en su tiempo de ocio.

Ya podemos encontrar múltiples sistemas de pago vía móvil. Desde el exitoso Pay Pal (con tan sólo un email y contraseña que previamente el cliente tendrá asociados a una cuenta corriente y con la seguridad de encriptación automática) hasta las opciones del mundo Apple (Apple Pay ya supone el 42% de las operaciones realizadas con móvil en Estados Unidos e Inglaterra), las tarjetas de crédito incorporadas a las app bancarias, el carrier billing (operadores móviles como entidades de pago), el cashcloud (cartera digital en modo prepago) o el escaneo de códigos QR.

Esta última forma, liderada por la compañía Zapper está arrasando en restaurantes y hoteles. Su triunfo radica en que el tiempo de pago es de 6 segundos en comparación con los 36 que requiere un datafono convencional, al margen de los minutos transcurridos a la espera de la impresión de la factura física.

El pago con Zapper acepta dividir el importe, agregar propina y valorar la satisfacción del servicio. Además, el cliente puede utilizar su medio habitual: Visa, Mastercard, Amex e incluso PayPal one touch.

Los beneficios para el hotel son la ubicuidad, que permite a sus clientes realizar un pago desde una factura electrónica enviada a su email o bien escaneando un código QR en cualquier soporte a lo largo de su estancia. El método incrementa las posibilidades de vender servicios añadidos en el transcurso del alojamiento y mejora la experiencia al evitar colas.

Ernest Sánchez, responsable de Zapper Spain destaca que el sistema “es una robusta plataforma de marketing digital multicanal, que facilita a los hoteles el conocimiento de sus clientes, sus hábitos de consumo y ofrece la opción de enviarles promociones segmentadas tanto de captación como de fidelización por medio de una tarjeta de fidelidad en el momento del pago, de forma digital y sin tener que utilizar sellos o engorrosos emails. La tecnología Z-Beacon proporciona potenciar el consumo de servicios en el hotel mientras el cliente está hospedado. Los hoteleros no deben pensar únicamente en el pago como finalidad, sino como catalizador de la interacción con sus clientes”.

En este sentido, el informe del Centro del Sector Financiero de PwC e IE Business School destaca que “las estadísticas derivadas de los pagos dan la posibilidad al hotel de transformar datos en patrones de comportamiento de los clientes y obtener una ventaja competitiva”.

Si como hotelero no sabes qué herramienta escoger la publicación digital Revista Pagos hace un inmejorable despliegue de información al respecto. En uno de sus informes habla de la plataforma Stripe, imprescindible para integrar el catálogo de reservas de tu hotel en Facebook, una alternativa que Mark Zuckerberg implementará en breve en todas las fanpages para conseguir que los usuarios puedan hacer casi de todo sin abandonar la red social y que favorecerá saber la facturación directa proveniente de las redes sociales, el sueño de todo social media.

El móvil o depredador digital, definido así por el Centro de Innovación de BBVA por su aplastante penetración en la sociedad, es el caballo ganador en las estancias sin efectivo. Pero sólo las opciones con mayor sencillez, seguridad, universalidad, bajo coste, rica experiencia de uso e integración de estadísticas sobre el comportamiento del cliente, se llevarán la porción más suculenta de la tarta de los beneficios.

—————–

libroredeslandingpage

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>