Diseño gráfico para fidelizar clientes

Desde que un cliente hace una reserva por Internet hasta el check out, toca, ve y se vale de multitud de herramientas y objetos que previamente han sido pensados y diseñados. En la placa de entrada, el logo, la señal de recepción, la tarjeta de la habitación, la carta del restaurante, los luminosos del ascensor, los letreros de localizaciones, la door hanger, los sobres de azúcar del desayuno, las amenities, el posavasos donde toma el Negroni en el bar, etc., tu hotel tiene la oportunidad de mostrar su propuesta de valor y, lo más difícil de conseguir y que sólo los especialistas en diseño gráfico logran, que el cliente perciba exactamente lo que quieres que tu establecimiento signifique para él. Vivimos en una sociedad icónica. La explosión tecnológica y la necesidad de entender los signos en un microsegundo nos ha llevado a leer menos, hemos perdido capacidad de concentración y necesitamos entender conceptos con menos palabras y con más dibujos. Estamos sobresaturados de información y ahí entra en juego el poder del diseño y una buena estrategia de comunicación.

El infografista Ernesto Olivares cuenta en su blog que antes de aprender palabras un niño es capaz de descifrar el significado de un símbolo. Retenemos el 10% de los que escuchamos, el 20% de lo que leemos y el 80% de lo que vemos. Pensemos en grande y en futuro. ¿Queremos que los ahora nativos digitales también llamados millennials (la generación nacida entre 1982 y 2014) nos busque cuando tengan poder adquisitivo y se vayan de vacaciones? Empecemos a pensar también para ellos.

The Dapper Dog, amenities para hoteles para mascotas de Adam Rogers.

The Dapper Dog, amenities para hoteles para mascotas de Adam Rogers.

El creador Adam Rogers, diseñador de la colección Lovable. Huggable. Kissable, una lujosa línea de productos spa para perros, así como del premiado proyecto de packaging canino The Dapper Dog, ambos distribuidos en hoteles de lujo para propietarios de mascotas nos lo cuenta. “El desarrollo de una marca es uno de los retos más importantes que una empresa debe pensar, y no se trata sólo de un logotipo bonito. Los dueños de negocios necesitan definir realmente quiénes son, quiénes quieren ser y cómo quieren que sus clientes les vean. Creo que esa es la parte más difícil: la conversión de estos pensamientos y sentimientos por medio del diseño es lo más desafiante para un diseñador pero también lo más divertido”.

Adam Rogers define el trabajo de diseñador para espacios hoteleros no sólo como una habilidad para mezclar con buen gusto tipografía y color. Como en cualquier otra comunicación artística, el cliente debe interpretar lo que el hotelero necesita dar a conocer. Sin embargo, si el trabajo del creativo no está bien pergeñado y, por ejemplo, se arma de recursos gráficos deslavazados y desordenados que intentan transmitir frescura y jovialidad puede que lo único que consiga es que se vea inmadurez, caos, ruido y falta de tendencia. ¿Cuántas veces hemos visto esos logos estériles, esas cartas de restaurantes con faltas de ortografía y mal encuadradas? ¡Y, por favor, no más tipografía “Comic”!

La irrupción de Internet y las redes sociales es otro de los aspectos que analizamos con el diseñador americano como uno de los factores que han cambiado la forma de diseñar. Ahora nos exhibimos ante una audiencia universal en tan solo unos segundos. Es una gran oportunidad de darse a conocer, pero también el nivel de exposición de tu trabajo es tan alto que puede llegar a ser paralizante. Lo que hoy es tendencia mañana se convierte en out. Todo va a ritmo trepidante. Es un trabajo estresante y contradictorio puesto que debes buscar el equilibrio entre tendencia y atemporalidad, es decir, frescura y modernidad al tiempo que tu diseño no pierda valor a lo largo de los años.

Rogers insiste en que no hay nada prohibido. Un hotel puede estar representado por una tipografía sofisticada y sencilla en una oferta lujosa en Budapest y contener trazos y recursos estridentes si está en Las Vegas. Todo depende de tu público. Por eso es tan importante saber a qué cliente te diriges. ¿Qué debe contar tu marca visual? Sencillamente tu oferta. Si eres un hotel eco, only adult, familiar, saludable… que tu logo lo muestre.

Y vuelvo a insistir, construir una buena marca es fundamental para un hotel. Deja esa tarea en manos de profesionales, que cada vez son más y mejores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>