El diseño

>> Anterior

Si quieres un blog con estilo, limpio, ordenado y muy visual la imagen es tanto o más importante que el contenido textual. La hotelista te recomienda que encargues las principales fotografías de tu blog a un profesional que aplique sus conocimientos sobre control de luz, exposición, sombras, nitidez… Notarás la diferencia.

Estudio de fotografía

Date una vuelta por los portales de opinión y observarás que las fotos publicadas por los hoteles son muy diferentes a las captadas por los clientes. Imágenes pixelizadas, sombrías, con planos sin gracia harán que tu blog fidelice a menos usuarios. Todos queremos ver y rodearnos de cosas bellas y seguro que tu hotel tiene muchas: aprovéchalas.

¿Tienes ya una imagen corporativa que te representa y con la que estás contento? Bien, pues es hora de adaptarla a las exigencias de un blog. Si vas a abrir un hotel o quieres cambiar tu planteamiento visual te aconsejo que caigas en manos de diseñadores gráficos muy acostumbrados a sacarle partido al mundo del color, las formas y los conceptos creativos. Cuéntale tu propuesta de valor, lo que te gustaría que tu local representara para el cliente, hazle lo que se denomina en marketing un “storytelling”: de cualquier información, por básica que parezca, el diseñador se vale para plasmar un icono, una ilustración o un dibujo.

Este fue todo mi camino hasta dar con el logo de mi blog. Primero plasmé bocetos en papel -algunos  bastante malos- (brainstorming o lluvia de ideas). Luego empecé a aplicar formas, colores, tramas, etc.

diseño logotipos

RGB básicoMi logo es un “poming” o “door-hanger” (esas cartulinas que el cliente cuelga en el pomo de la puerta de su habitación para indicar que está libre para ser aseada o, por el contrario, ocupada) y juega con la silueta de una bombilla que representa las ideas que intento aportar en el blog. Elegí el color aguamarina porque es el color del mar. Me encanta alojarme en fantásticos hoteles de interior pero he tenido las mejores experiencias hoteleras en estancias que miraban al Adriático o al Mediterráneo y todos los diseños que cuelgo en el blog tienen alguna pincelada de este color. Como ves, la imagen corporativa cuenta una historia, una intención, una propuesta de valor y ha de seguir una línea visual coherente.

Y  recuerda que desde la explosión de las redes sociales es preferible un logo cuadrado que demasiado vertical o apaisado.

Prueba a imaginar tu logo en diferentes formatos. Tu imagen tiene que adaptarse a poder ser impresa en toallas, almohadas, tazas, ventanales, servilletas, bolígrafos, moscas audiovisuales, amenities, toiletries, fotografías, cómics, ilustraciones (…). Si no se pierde ningún detalle y sigue contando tu “storytelling”, adelante, ya es tuyo.

Logo la hotelista

El siguiente paso es escoger una tipografía que te represente. Si tu hotel proyecta una lujosa oferta no es conveniente utilizar el mismo tipo de letra que emplearías para un hotel rural. Todo tiene que ser efectivo y lógico. Hay miles de fuentes gratuitas descargables. No te conformes con las que vienen por defecto en tu computer. Mira, mira y mira.

Cuando ya tengas estos tres elementos: logotipo, tipografía y color es el momento de diseñar la cabecera de tu blog. Ten en cuenta que es lo primero que se ve cuando alguien entra a informarse sobre tus contenidos. Si es necesario compra una imagen. Yo compré mi detalle de los llaveros en fotolia por tan sólo 6 euros.

cabecera la hotelista

Recuerda que las fotografías que aparecen en Google-imágenes no son aptas para ser pubicadas en tu blog. Muchas de ellas tienen copyright. Las buenas prácticas y la ética profesional y el respeto a otros diseñadores, ilustradores y fotógrafos es la base para que tu blog esté bien considerado. Cita siempre las fuentes que utilizas y si publicas imágenes de otros blogs o webs envía un correo para informar y espera a que te den su visto bueno. Esta también es una forma de establecer lazos y generar interacción. Porque en Internet cada pasito vale.

Siguiente >>