El inexorable alojamiento responsable

Este artículo se ha escrito para el Projecto Trend-Hunter de Hostelco 2016 (Fira de Barcelona)

La eficiencia energética es equiparable al wifi libre: se da tan por sentada que llega a ser ridículo si un hotel la utiliza como reclamo exclusivo.

La recepción del Jam Hostel está planteada con material reciclable.

La recepción del Jam Hostel está planteada con material reciclable.

Los clientes de hoy –Millenial- y del mañana -Generación Z-, así como países emisores como EEUU y Canadá, baluartes de la conciencia sostenible, o las normativas derivadas de la política medioambiental comunitaria van mucho más allá y ya reclaman un nuevo modelo de negocio: el hotel plenamente sostenible, abanderado por el inexorable alojamiento urbano responsable. Porque el cliente que nos reservará mañana se fija hoy en las empresas que generan beneficios para la sociedad y la ciudad en la que se ubican.

La exposición en recepción de la pegatina del ranking Tripadvisor o Booking perderá fuerza en beneficio de la visibilidad de sellos que muestren co-branding y estrategias de economía social y colectiva, como ya lo hace el Jam Hostel, un eco albergue barcelonés cuyos proveedores son empresas responsables como Taxi Ecològic de Barcelona, Queviure Cooperativa de Consumo Responsable, Som Energia, Xarxa Economia Solidària y cooperativas sociales de lavandería, mantenimiento, seguros y banca ética.

Hoteles sostenibles

Bajo consumo para los lobbies de los hoteles sostenibles.

La cuadratura del círculo llega con nuevos modelos de financiación, nacidos de una forma de concebir los negocios desde la ética, y liderados por ejemplos como Triodos Bank o Green Bonds a causa de la necesidad de financiar proyectos limpios.

El 20% de la población sufre algún tipo de alergia, hipersensibilidad o patología derivada de sobreexposición a substancias químicas, emisiones o radiaciones no naturales y necesitan de entornos muy específicos y controlados, ligados a la aplicación de principios de biohabitabilidad y construcción sostenible.

Cada vez más nos preocupamos por saber si la cosmética que usamos experimenta con animales, si nuestra ropa reta a la explotación infantil y si el envoltorio de nuestros snacks favoritos es biodegradable. En hotelería empiezan a ser un ‘must’ los materiales naturales, el control de la calidad del aire de los ambientes interiores o la minimización de las radiaciones electromagnéticas. Por eso, la empresa Green Room Hotels desarrolla un proyecto de descanso integral, bautizado como Off Room y puesto en marcha en una de las habitaciones del Hostal Grau de Barcelona.

El responsable de Green Room Hotels, Daniel Montoya, una de las empresas líder en asistencia en el proceso para la plena integración de la responsabilidad hotelera, nos cuenta que tecnología y sostenibilidad deben ir de la mano. “Pero, como en otros campos, un mal uso de la tecnología puede ser incompatible con el concepto de sostenibilidad. Un ejemplo podría ser la implantación de sistemas de check in/out automáticos que nos permiten dar un servicio más cómodo, abierto y rápido a nuestros clientes. Si esta solución supone el despido del personal de recepción porque estamos pensando en disminuir la plantilla el resultado no va a ser nada sostenible en la vertiente social. En cambio, si utilizamos ese mismo sistema para liberar a los recepcionistas de tareas que puede realizar una máquina y los formamos para que se conviertan en prescriptores y diseñadores de experiencias para los clientes, estaremos ofreciendo una salida laboral a la vez que mejoraremos la atención y el servicio que aportará valor a nuestro establecimiento”.

Las nuevas generaciones postergan decisiones que para sus padres eran básicas, como el matrimonio o la adquisición de vivienda, y se sienten decepcionados por las soluciones que les ofrecen los políticos y la religión. Sin embargo, apuestan por las empresas cuyo legado esté alineado con los principios de responsabilidad. Aquellos hoteles que tomen buena nota de ello tendrán el éxito garantizado.

Como los que ya están integrando métodos de pago vía móvil. Con estos sistemas se incorpora a la promesa de marca el rechazo a la economía sumergida, que ayuda al recaudador público, y se contribuye a enriquecer la imagen del destino turístico como país desarrollado que lucha contra el blanqueo de capitales y la financiación ilegal. El Hotel Curious de Barcelona ha sido el primer establecimiento español en instalar la tecnología Zapper para el pago de la reserva y la obtención de la factura.

El proyecto “Princess and you, 360º sustainable”, del Hotel Princess de Barcelona, apuesta por incorporaciones laborales de personal en riesgo de exclusión a través del Plan Incorpora de la Obra Social de La Caixa; donaciones de menús a comedores sociales o de amenities para el Centre Obert Neus Puig.

Casabella Gràcia es otro espacio preocupado por la relación simbiótica con el barrio, que impulsa que los huéspedes paseen por él y conozcan el pequeño comercio para mostrar la Barcelona real al margen de ofertas masivas y erosionantes. El uso del corcho como material aislante y generador de una atmósfera cálida; materiales provenientes de bosques sostenibles libres de compuestos orgánicos volátiles o el aprovechamiento del calor generado por la producción de aire acondicionado y calefacción para el agua caliente sanitaria, son algunos de sus planteamientos.

Un estímulo para los hoteles es contar con el empuje de las instituciones a la hora de incorporar sellos de calidad para el destino turístico. Barcelona se convirtió en 2011 en la primera ciudad del mundo que obtuvo la certificación Biosphere (UNESCO), que reconoce los destinos con criterios de gestión sostenible, ambientales, culturales y socioeconómicos. Un año antes, la ciudad ya tenía editada su Guía de hoteles más sostenibles en colaboración con el Gremi d’Hotels de Barcelona. Esto ha supuesto una constante reflexión en la ambición de reforzar la imagen y el maridaje entre modelo turístico y modelo de ciudad consciente, que la catapulta a ser la ciudad elegida por un nicho de mercado cada vez más sensibilizado con la sostenibilidad.

Los hoteles responsables están de enhorabuena.

Descarga la infografía de los sellos para hoteles sostenibles en pdf con mejor resolución.

Print

———————

libroredeslandingpage

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>